Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí aceptar
Champagne “Brut Millésime” 2006 Premier Cru Ver más grande

Champagne Brut "Millésime" 2012 Premier Cru

CHABML

Este Champagne se caracteriza por ensamblar vinos de la misma añada.

Se trata de la mezcla de 3 cepas champenois: 1/3 de "Pinot Noir", 1/3 de "Pinot Meunier", 1/3 de "Chardonnay".

Es extraordinario, muy aromático y deja un buen sabor en boca, con aromas a miel.

Se degusta de aperitivo o para acompañar un foie gras.

Más detalles

5 unidades en stock

37,19 €

Más información

El Champagne Millésime es el que se produce con vinos de una misma cosecha.

Cuando la cosecha ha sido magnífica y merece ser resaltada, el productor puede decidir elaborar un "Millésimé".

El Champagne no suele llevar en la etiqueta el año de la prodcucción. Sólo en caso de cosechas excepcionales, como la del 2012 de nuestro productor, se especifica este dato para demostrar su calidad.

Las 3 cepas que se utilizan para elaborar este Champagne crecen principalmente en la región:

Pinot Noir: Ocupa el 38% del viñedo plantado. Cultivo perfecto en terrenos calizos y frescos. Es la uva predominante en la Montaña de Reims y de la "Côte des Bar". Los vinos que se hacen con ella tienen aromas de frutos rojos y una estructura marcada. Es la cepa que proporciona cuerpo y potencia en el ensamblaje.

Pinot Meunier: Ocupa el 32% de la superficie de la región. A esta cepa, muy vigorosa, le conviene un suelo arcilloso, como los del valle de Marne, que se acomoda mejor a las duras condiciones climáticas. Da como resultado vinos más ágiles y afrutados que evolucionan algo más rápido y aportan redondez en el ensamblaje.

Chardonnay: Ocupa el 30% de los viñedos. Es la cepa predilecta de la Côtes des Blancs. Los vinos de Chardonnay se caracterizan por unos aromas delicados, notas florales y de cítricos, a veces minerales. Con una evolución lenta, es la uva ideal para el envejecimiento del vino.

Iniciamos nuestro viaje a Champagne para descubrir esos pequeños productores que supieron convencernos cuando nos hablaron de su trabajo y de su “savoir faire” transmitido de generación en generación.

Ellos tradicionalmente vendían sus uvas a las grandes marcas, pero un día decidieron cambiar de trayectoria y empezaron a vinificar su producción con marca propia. Por lo tanto, elaboran un champagne cuya producción es limitada y además hacen crecer sus uvas en viñedos privilegiados aplicando métodos tradicionales y ecológicos. La mayoría de sus vinos aún se maduran en barricas de roble, práctica que está a punto de desaparecer en las “grandes maisons”.

Viñedo & “savoir faire”: Los viñedos de nuestro proveedor se extiende desde la Montaña de Reims hasta el macizo de Saint Thierry en Trigny. Su muy buena exposición le permite obtener una madurez ideal y ofrece un perfecto equilibrio a las distintas cosechas de la Casa. Viñas jóvenes y maduras representan las tres cepas tradicionales de Champagne con una dominancia de 50% de "Pinot Meunier", 25% de "Pinot Noir" y 25% de "Chardonnay".

El Champagne descansa en bodegas del siglo XIX, y sale de allí en su momento de plenitud, permitiendo descubrir todo su espíritu, trabajado con pasión.

Como vinicultores concienzudos, practican la vinicultura racional: han eliminado los insecticidas de sus viñas desde hace 12 años y enyerban al máximo sus laderas. Invierten en máquinas de alta tecnología que permiten por ejemplo una pulverización precisa, necesitando menos agua.