Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí aceptar
Molinillo Sal gruesa con Espelette 90g Ver más grande

Molinillo de Sal Gruesa con Pimiento de Espelette 90g

MSP090

Composición: sal de mesa, pimiento de Espelette (5%).

Con Indicación Geográfica Protegida (IGP).

100% natural y artesanal.

Más detalles

Sin stock

5,32 €

Más información

Un sabor refinado que resaltará vuestros platos con un toque ligeramente picante.

Consejos de consumo: permite enaltecer innumerables platos de la gastronomía internacional (parrilladas, ensaladas, gratinados, sopas, guisos de carne, pastas, arroces, etc.).

Proteger de la humedad. Producto sometido a la desecación.

En la continuación de los Pirineos, el agua de manantial de Salies-de-Béarn (Pirineos-Atlánticos) es 10 veces más salada que el agua del mar.  Este agua reconocida por sus virtudes medicinales es de una riqueza excepcional en magnesio y numerosos oligoelementos; contiene más de 300 gramos de cloruro de sodio, es decir 10 veces más que el agua del mar, y tanto como el Mar Muerto. Resurge en estado puro y contiene bacterias halófilas (precursoras de la vitamina A), tras más de 200 millones de años de acumulación en las profundidades de la tierra, bajo 5000 metros. De esta salmuera se extrae, según un método tradicional, una sal de una gran blancura. Apreciada desde siempre por sus calidades gustativas, la sal de Salies-de-Béarn resaltará los sabores de tus recetas.

Nuestro proveedor posee una importante explotación en la localidad de Salies-de-Béarn (Pirineos atlánticos) originaria en la Edad de Bronce. 

El producto se obtiene por simple evaporación de las aguas subterráneas utilizando un método tradicional y sin tratamientos químicos, y se forma por cristalización al calentarla a cielo abierto.

Este proceso es idéntico al tradicional y original, y es respetuoso con las cualidades intrínsecas del agua de manantial, lo que permite conservar toda su riqueza.