Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí aceptar
Caja de 10 Nonnettes con chocolate 190g Ver más grande

10 Mini-nonnettes con chocolate 190g

MNC190

Caja de 10 Mini-Nonnettes rellenos de chocolate.

Pequeños bollitos-bizcocho elaborados con miel y especias, glaseados y rellenos.

Caja de 190g.

Más detalles

Sin stock

9,55 €

Más información

Indispensable para tus meriendas.

Auténtico bizcocho de especias dulce de Dijon.

Rellenas de chocolate de calidad y sutilmente glaseadas con azúcar. Su textura fundida y su sabor único tiene un gran éxito.

Las mini-nonnettes despertarán a las papillas gustativas de todos los golosos y de los amantes del pan de especias. Se presentan con cinco sabores.

Este nombre proviene de las monjas (“nonnes” en francés), que ya elaboraban este producto en la Edad Media.

Producto estrella de nuestra gama. Su corazón fundido de confitura o crema despertará la memoria golosa de los mayores y más pequeños.

Las nonnettes tradicionalmente se elaboran rellenas con naranja, albaricoque, cassis, frambuesa, y recientemente caramelo y crema de limón.

Ingredientes: relleno de chocolate 33%, sirope de azúcar invertido, leche condensada azucarada, sacarosa, chocolate 16% (azúcar, pasta de cacao, mantequilla de cacao, emulgente: lecitina de girasol), harina de trigo (gluten), sirope de glucosa, fructosa, polvo de cacao magro, pasta de avellana, agentes gelificantes: pectina, emulsionante, miel 16%, jarabe invertido, azúcar, levaduras, yemas, aromas naturales de naranja.

Fundada en 1796, la casa Mulot & Petitjean es la heredera de una larga tradición de Pan-bizcocho de especias de Dijon. Desde el "Mi-Kong" chino al "Boichet" de Margarita de Flandes (pastel a base de harina de trigo y miel, mencionado en textos en el siglo XIV), el pan-bizcocho de especias se incorporó al patrimonio goloso francés.

La casa elabora los productos preservando las costumbres y los “savoir-faire” ancestrales.